Poca consideración en el Barcelona-Milano

singlutenporfavor_milano_sant-pau

H. Sant Pau i la Creu

Mucho ruido y pocas nueces

 

En noviembre pasé un par de días en la ciudad condal. Siendo sincero, en 25 años, aún no he tenido tiempo de ir de visita a Barcelona. Siempre he ido a ver amigos – que viven en las cercanías – o por cosas de trabajo/estudios. Esta vez no fue la excepción. Fui a un congreso al Hospital de Sant Pau i la Creu, y no pude ver más que el propio hospital, precioso, por cierto.

En cambio, sí que tuve la oportunidad de salir un día a cenar fuera. La asistencia al congreso incluía una cena, y en este caso, nos llevaron a Barcelona-Milano. En el Carrer de Villarroel nº 190, cerca del Hospital Clínico de Barcelona. El menú estaba cerrado, así que sólo podíamos elegir el segundo plato. Cuando se hizo la reserva, se les avisó que uno de los comensales sería celíaco, y su contestación fue que no iba a haber problema, que podría comer de todo. Se eligió este sitió porque, según me contó la organizadora, una amiga suya celíaca se lo había recomendado.

Los entrantes fueron: croquetas de jamón, alcachofas fritas, anchoas en aceite y jamón; de los cuáles solamente pude probar las anchoas. Ya que las alcachofas estaban fritas en el mismo aceite que las croquetas; y el jamón venía en un plato con pan y no fueron capaces de ponerme a mí un plato con pan. Por el contrario, me ofrecieron un plato de ensalada de tomate y cebolla.

singlutenporfavor_milano_anchoas

Anchoas en aceite

singlutenporfavor_milano_pan

Pan sin gluten

De primero para todo el mundo había arroz de pescado y gambas, pero contenía gluten, a mí me ofrecieron un arroz de verduras que estaba riquísimo, tenía mejor pinta que el arroz que tenía el resto de comensales.

singlutenporfavor_milano_arroz

Arroz de verduras

De segundo me ofrecieron un entrecote a la pimienta con patatas fritas – freídas en una sartén a parte – realmente delicioso.

singlutenporfavor_milano_entrecot

Entrecot con patatas

Para el postre no me esperaba nada del otro mundo así que al ofrecerme piña tampoco me decepcionaron demasiado.

singlutenporfavor_milano_pina

Piña en rodajas

Por lo que pude saber del restaurante, antes era una de las bodegas más famosas de Barcelona y ahora se había convertido en un restaurante de bastante nombre y clase. Habiendo sido avisados con bastante antelación, siendo una cena de un congreso – donde fuimos alrededor de 40-50 personas – me parece un poco lamentable que fueran incapaces de adaptar mejor los entrantes para que pudiera tener algo más de variedad. Al igual que hicieron con el primer y segundo plato. Lo mismo ocurre con el postre, no hubiera costado nada ofrecer aunque hubiera sido un flan o un arroz con leche.

Tras mi experiencia, no es un sitio que recomiende, ya que con lo que supongo que costó la cena se esmeraron muy poco en ofrecer un servicio decente.

1 Comment

  1. glutoniana dice:

    A mi no me dejes sin comentar eh? jajaja. Ahora sí funciona.

    Pues lo que dijimos, ya que habías avisado se habrían podido esmerar un poquito más 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *