Entre tapas, vino y más tapas

La Tana

singlutenporfavor_latana

La Tana, gran opción para ir de tapas

 

Era nuestra primera noche en Granada y no sabíamos muy bien dónde ir a cenar. Solo sabíamos que queríamos tapas sin gluten. Estábamos buscando algún sitio que estuviera por el centro y ver el ambiente que había. Así que seguimos la recomendación de MomentosSinGluten y fuimos a cenar a un bar que se llama Taberna La Tana.

Es un lugar más bien pequeño, con una barra que recorre toda la pared y un par de mesas más. No tiene terraza pero tiene 2 mesitas altas en la pared del exterior, en las que se puede comer de pie. Resulta un lugar con mucho encanto, con gran cantidad de botellas de vino en la contrabarra, lo que crea un ambiente particular, como si se tratara de una recóndita y privilegiada bodega.

Cuando llegamos, el sitio estaba a tope, pero pudimos conseguir una de las mesitas del exterior.

singlutenporfavor_latana_vinos

¡Qué bueno el vino!

Al avisar de que era celíaco, el camarero nos dijo que no había problema, que había muchos platos que eran aptos y que algunos de los que no lo eran, podían ser adaptables. Con las dos copas de vino que pedimos nos trajeron una tapa de guacamole y blanco. Aún, poco acomodados a las costumbre granadinas, nos pedimos 3 platos de raciones. Menos mal que el camarero nos vio cara de turistas y canceló en cocina el último plato que habíamos pedido.

singlutenporfavor_latana_guacamole

Tapa de guacamole con pan sin gluten y blanco

Lo primero en aparecer, fue la ración de carne mechada. Un platazo de rica carne de cerdo cocinada con su propia grasa. Si el tamaño de la ración ya nos había sorprendidos, no os podéis imaginar la cara que se nos quedó cuando trajeron la media ración de tortilla de patata con ensalada de pimientos asados. Cuando nos dijeron que teníamos que comernos ese plato entre los dos, pensaba que nos estaban tomando el pelo.

singlutenporfavor_latana_carnemechada

Carne mechada

Con paciencia y ayudados con alguna que otra rebanada de pan – para mí, sin gluten, como no – pudimos acabar con semejante cantidad de tortilla y pimientos. La tortilla de patata llama más su atención por el tamaño que por su sabor. No quiere decir que estuviera mala, sino que habiendo visto y probado otros platos de este sitio, los elegiría antes que la tortilla.  En cambio, los pimientos asados estaban fenomenales. Lástima que me quedé sin pan para poder mojar en el aceite que llevaban.

singlutenporfavor_latana_tortilla

Tortilla de patata con ensalada de pimientos asados

Inexpertos en el tapeo granadino, volvimos a pedir más de la cuenta y salimos medio rodando de allí. La atención del camarero y la calidad de los platos nos gustó tanto que repetimos en nuestra última noche.

Esta vez ya habíamos aprendido la lección y únicamente pedimos la ensalada de pimientos asados, esta vez sin tortilla, únicamente pimientos y la tapa con la que venía el vino.

singlutenporfavor_latana_salchichon

Tapa de salchichón con pan sin gluten

singlutenporfavor_latana_pimientos

Ensalada de pimientos asados

Por último comentar que, aunque no pedimos, tienen cerveza apta para celíacos. Creo que está claro que si volvemos a Granada, volveremos ir a cenar o a comer aquí.

2 Comments

  1. me muero de la envidia cada vez que publicas algo de tapas y tu viaje a Granada, la proximja vez me cuelo en tu maleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *