La Pitanza

singlutenporfavor-lapintaza-valencia

Comida tradicional y sin gluten

 

Llego con una semana de retraso, pero aquí estoy dispuesto a hablarte sobre otro restaurante más. Con éste finalizo mi etapa por Valencia, después de haber comido un arroz estupendo, pasta, hamburguesas, creps y haber comido en un chino. Y es que este viaje me dio la posibilidad de conocer sitios nuevos y de llevar a Lucía a algunos que yo ya conocía. La elección de este sitio fue difícil, pues buscábamos algo que no estuviera demasiado lejos de donde estábamos y queríamos intentar no repetir en tipo de comida, así que nuestra elección final fue La Pitanza.

Como – casi – siempre, llamamos para reservar y para asegurarnos de que tenían cosas sin gluten y de que realmente éstas eran aptas para celíacos, es decir, que tenían en cuenta la contaminación cruzada. Nos comentaron que sí que la tenían en cuenta y que además tenían una freidora aparte para patatas, croquetas sin gluten, etc…

Llegamos allí y nos explicaron qué podía comer de la carta. Viendo precios y opciones tuvimos que hacer malabares para poder probar diferentes platos y que el precio no se nos fuera de las manos. Para compartir pedimos: patatas bravas, croquetas de jamón y boquerones en vinagre. Entre los entrantes, quizá lo mejor fueron las patatas bravas, aunque no tenían ni un ligero toque picante. Pero las croquetas eran muy normalitas y los boquerones completamente sosos.

singlutenporfavor-lapintaza-croquetas

Croquetas de jamón

singlutenporfavor-lapintaza-bravas

Patatas bravas

singlutenporfavor-lapintaza-boqueron

Boquerones en vinagre

Después de esos entrantes pedimos un plato a compartir: pollo de corral a la antigua: con orejones, pasas y piñones. El pollo estaba bueno, pero tampoco era un plato del otro mundo. Me recordó mucho al pollo a la Coca Cola que hace mi madre – ya os pasaré la receta. Pero me pareció un plato demasiado ‘normalito’  para ser de un restaurante.

singlutenporfavor-lapintaza-pierna

Pollo de corral

Aunque no nos había terminado de conquistar la comida, teníamos la opción de pedir postre sin gluten, así que pedimos una tarta de chocolate con un 70% de cacao. Un postre similar a un brownie, pero que fue el único que destacó algo.

singlutenporfavor-lapintaza-postre

Tarta de chocolate

Hacía mucho tiempo que no salíamos decepcionados de un restaurante. No puedo decir que la comida estuviera mala, porque mentiría, pero tampoco estaba buena. Una calidad que no esperas en un restaurante, y mucho menos después de ver sus precios. Desde mi humilde punto de vista, Valencia tiene muchas opciones mejores que ésta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *