Bechamel Sin Gluten Sin Lactosa

Entonces se añade la leche y se va removiendo hasta que no quede ningún grumo y la salsa espese a tu gusto. Por último, se condimenta asimismo al gusto. Si estas buscando una suavidad y untuosidad remarcables en tu salsa bechamel sin gluten ni lactosa, confía en la margarina DIA, tan sabrosa como rentable. En el momento en que haya espesado aparta del fuego y añade media cucharada pequeña de sal fina, una pizca de pimienta negra y una migaja de nuez moscada. Pon en un cacerola 35 gramos de maicena, añade medio litro de leche fría y mezcla bien. Para conseguir una bechamel sin lactosa mucho más exquisita, en lugar de poner bebida vegetal, prepárala con caldo de verduras o de pollo.

Si la leche o la lactosa no te sientan bien, realizar esta bechamel casera es una manera de aliviar la digestión sin que se resientan tus platos y recetas de siempre y en todo momento. Pero no queremos que esto sea un inconveniente para absolutamente nadie. De ahí que te contamos algunos trucos para elaborar salsa bechamel para intolerantes al gluten y a la lactosa. El misterio está en mudar algunos de los elementos por otros que logren tomar la gente intolerantes.

bechamel sin gluten sin lactosa

Gracias por tu generosidad y por acordarte de los celiacos. Al estar llevada a cabo con nata de cocinar no requerimos tanta harina. Y la harina de maíz hace que sea menos pesada.

Bechamel Sin Gluten Y Sin Lactosa Thermomix

Así que si te ocurre esto lo destacado es apartar la bechamel del fuego y añadir algo de leche. Luego bates poderosamente hasta el momento en que se deshagan los grumos. El día de hoy queremos acercaros al planeta de las salsas, elaborando una receta de salsa bechamel sin gluten y sin lactosa, apta para todos.

bechamel sin gluten sin lactosa

Al no contar con un roux, la mezcla de harina y mantequilla tostadas que es la base de la bechamel tradicional, las condimentas son fundamentales para aportar el gusto característico. Y si eres de esas personas que tienen en casa tanto intolerantes al gluten como a la lactosa, haz un mix. O sea, usa los ingredientes de la bechamel sin gluten y cambia la mantequilla y la leche por bebida vegetal y aceite. Así todos podrán gozar de esta deliciosa salsa. De a poco la sociedad va concienciándose acerca de la importancia de respetar las alergias y también intolerancias y legisla a fin de que los sitios de comidas y mercados notifiquen sobre la composición exacta de sus alimentos. Desgraciadamente, un periodo largo de tiempo sin consumir lactosa puede generar una intolerancia que no existía antes.

Has sido siempre y en todo momento un enorme aliado en mi cocina y como paso muchas horas leyendo recetas, pues la primera pagina que abro es la tuya. En la receta de el día de hoy vamos a ver como preparar una bechamel con todo el gusto pero sin nada de gluten. En lo que se refiere a la intolerancia a la lactosa, asimismo hay trucos para realizar una bechamel sin este ingrediente. Añade la nuez moscada, la sal y la pimienta negra. Arroja el resto de la leche en un recipiente y añade la maicena.

Cómo Llevar A Cabo Bechamel Sin Gluten Sencillamente

Este punto es esencial para que la bechamel entonces no sepa a harina cruda. Ahora, con todo esto dominado, pasaremos a la acción. Prosigue pasito a pasito la receta de bechamel sin lactosa para gozar de esta exquisita elaboración casera. Para iniciar, se hace una roux, dorando la harina con la mantequilla.

bechamel sin gluten sin lactosa

Si deseas cambiar la leche sin lactosa por leche de soja, ten presente que el sabor se alterará, en tanto que la primera es más neutra y la de soja es considerablemente más dulzona. Esta salsa densa, parte de ingredientes fáciles como son la leche, la harina, un factor graso y nuez moscada. Hola Javi, no sabes como me encantan tus recetas y la presentación de tu blog.

Elementos Para La Receta De Bechamel Sin Lactosa

La base de mi cocina es el máximo respeto por cada producto en la busqueda de una explosión de sabores genuinos que consigan evocar nuestra esencia, el mar y la montaña. Soy Javi Recetas y te doy la bienvenida a mi cocina. Me chifla la informática, la fotografía y la cocina y desde 2008 publico mis recetas en este blog …. Yo para eludir que salgan grumos, mezclo la leche con el harina con la batidora eléctrica primero y una vez mezcladas empiezo a calentar. Por favor si puedes decirme como imprimir la receta.

La salsa blanca mucho más famosa y socorrida de la cocina es un bien muy preciado. Con bechamel se tienen la posibilidad de elaborar gran cantidad de recetas. Desde las tradicionales croquetas hasta cualquier tipo de pasta, como canelones o lasaña. Asimismo es ideal para gratinar verduras o preparaciones con todo tipo de ingredientes.

Si tienes alguna receta fetiche con esta salsa, no dudes en dejárnosla abajo en comentarios, y si te animas a prepararla no olvides subirla a tus redes sociales y etiquetarnos. Sea la marca que sea, les queremos asimismo mostrar de qué manera podemos realizar una deliciosa y fácil bechamel en pocos minutos. Echamos la mantequilla y dejamos que se funda hasta el momento en que adquiera un color tostado, al que se llama Noisette. Hablamos de un término francés que hacer referencia al aroma y al color de la avellana que nos evoca la mantequilla en ese punto de cocinado. Gracias a la harina de tapioca logramos que cuando los almidones se retraen el resultado sea semejante al de la salsa ahora acabada.

Trucos Para Realizar Bechamel Sin Gluten Y Sin Lactosa

De esta forma lograremos una bechamel sin gluten. Agrega la leche con la maicena al cazo puesto al fuego y sigue removiendo cuidadosamente. Condimenta con nuez moscada, sal y pimienta al gusto.

Ponemos en los fogones una sartén antiadherente a fuego medio. Los historiadores cuentan que en su afán por procurar conservar el bacalao seco considerablemente más tiempo, creó una salsa blanca a fin de que lo acompañara. Nos tenemos que remontar al s.XVII, donde podemos encontrar a Louis de Béchameil, un financiero francés aficionado al planeta de la gastronomía.