El As si es de bastos, mejor

As de bastos

Como os comenté en la entrada anterior, voy un poco retrasado con las entradas y aún tengo que hablaros de sitios que conocí en 2015, como es el As de Bastos. Fue la primera recomendación que me hicieron en cuanto conté que me iba a Madrid. De hecho, lo tenía apuntado en mi lista de sitios pendientes desde antes de saber que me cambiaba de ciudad, ya que fue el primer restaurante de Madrid en tener toda la carta apta para celíacos. Incentivo más que de sobra para convertirse en una de mis primeras visitas. Y así fue, aproveché la visita que me hicieron mis padres en diciembre para conocerlo.

singlutenporfavor_asdebastos_sonrisa

Ser celíaco ya no es un problema

No es un sitio que te encuentras de repente paseando por Madrid, ya que está más o menos a 1 hora de Sol andando, sino que tienes que ir adrede. Pero ya os adelanto que merece la pena desplazarse del mismo centro de Madrid hasta allí para comer.

Aunque sabía que iba a un sitio más que seguro, como siempre avisé de qué era celíaco. Su respuesta fue parecida al dicho que reza en sus cartas: ‘Ser celíaco ya no es un problema, pon una sonrisa en tu alimentación.

Con ese mensaje tan positivo nos fuimos de cabeza a por los entrantes. En un restaurante donde toda la carta es sin gluten hay que aprovechar y pedir aquellos productos que no son fáciles de encontrar en la mayoría de restaurantes. Así que mi elección – mis padres me cedieron el poder – fueron unos  deliciosos calamares a la romana y unas estupendas croquetas de jamón. Lo bueno de echar de menos ciertas comidas es que cuando hay alguien que las ofrece, te parecen buenísimas.

singlutenporfavor_asdebastos_croquetas

Croquetas de jamón

De plato principal yo me decanté por el tartar de atún y guacamole. Francamente sublime. Por otro lado, mi madre prefirió pedirse unos chipirones de anzuelo a La Plancha que también estaban riquísimos.

singlutenporfavor_asdebastos_tartar

Tartar de atún y guacamole

singlutenporfavor_asdebastos_chipirones

Chipirones de anzuelo a la plancha

¡Ah, se me olvidaba! Obviamente todo esto iba acompañado de un magnífico pan.

singlutenporfavor_asdebastos_pan

Pan

Para finiquitar la comida y darle un toque dulce, pedimos una tarta de queso. Y es aquí donde yo encuentro el ‘pero’. Los entrantes estaban espectaculares, del mismo nivel fueron los primeros, pero la tarta de queso me supo a poco. Ya sabéis que soy muy fan de este postre y que suelo pedirlo con frecuencia. Y en este caso he de decir que hay otros restaurantes con mejores tartas de queso.

singlutenporfavor_asdebastos_tartaqueso

Tarta de queso

Con esto no quiero desmerecer ni mucho menos la comida del As de Bastos ni su gran labor hacia el colectivo celíaco. Es un restaurante donde se come de lujo y al que pienso volver muy pronto.


2 Comments

  1. Jèssica dice:

    Buenos días .
    Me llamo Jèssica y soy de Vic (Barcelona).
    He visto que te gusta conocer sitios donde el celíaco se sienta como en casa.
    Es por eso que quiero invitarte, si algun dia vienes a estas tierras, a que te pasees por Vic y descubras la tienda Delicies sense Gluten.
    Panaderia, bolleria y pasteleria artesana sin gluten.
    Hace 2anyos q mi padre abrio y ahora ya somos 7 miembros d la familia q trabajamos y 3 trabajadores mas…somos felices haciendo lo q hacemos y como lo hacemos.
    Pues lo dicho, nos vemos pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!